ENFERMERAS/OS DE FENASENF SE SUMAN A LLAMADO: “NO ESTÁN LAS CONDICIONES PARA UN REGRESO SEGURO A LAS SALAS DE CLASES”

Noticias, Noticias de interés general, Noticias FENASENF

Ante la insistencia del Ministro de Educación Raúl Figueroa por el regreso a clases presenciales, la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermeras y Enfermeros de Chile (FENASENF), reitera el llamado a la prudencia y su preocupación por la salud de la ciudadanía, en concordancia con los estudios desarrollados por un grupo de enfermeras, expertas en Salud Escolar, pertenecientes a diversos países iberoamericanos.

Los resultados de las investigaciones desarrolladas indicaron que antes de que ese regreso ocurra, es fundamental tomar una serie de medidas que garanticen la salud y bienestar tanto de los y las escolares, como de sus familias. La evidencia actual muestra que los niños son susceptibles de infectarse, igual que los adultos, y si bien es cierto que los casos no son tan frecuentes, no por ello son inexistentes. Así lo estableció un estudio de la Universidad de Granada en España, que

imó que en aulas con 10 alumnos por sala, en el primer día de clases, cada uno/a interactuará en promedio con 74 personas y el segundo día llegará a estar expuesto a 808 personas. Estas proyecciones también se han realizado en China y Corea del Sur, y coinciden, sobre todo, si se toma en cuenta el comportamiento típico de los niños que son más propensos al contacto físico.

Organizaciones como la Sociedad Chilena de Enfermería en Salud Escolar (SOCHIESE), equipo científico y experto en el área hace más de 25 años, elaboró el documento “Plan Estratégico de Enfermería Escolar para el Retorno Seguro a las Aulas Durante la Pandemia Por SARS-CoV-2”, que establece diversos aspectos operativos del retorno escolar seguro, desde una perspectiva sanitaria, y de acuerdo a la evidencia disponible tanto por organismos internacionales como nacionales. En él enfatizan en que es prioridad, considerar una serie de aspectos relacionados con la organización, logística e implementación del proceso, tal como sostenemos desde FENASENF.

Un punto muy relevante, es el referido a la infraestructura y los protocolos de uso del espacio, considerado que hasta el año pasado había establecimientos que no contaban con resolución sanitaria o no reunían las condiciones para cumplir con los protocolos de seguridad, mostrando una vez más la brecha económica, la desigualdad entre unos y otros. El aforo en las salas de clases y en comedores de alimentación (si bien el MINSAL recomienda 1 niño/a x mt2, éste debe atender las dimensiones de espacio y edad de lo/as alumno/as); seguridad en la movilidad de entrada y salida del establecimiento; lavamanos y disposición de alcohol gel de acuerdo con el número de niños; sanitización y ventilación de salas, son algunas de las medidas mínimas, que deben ser tomadas en cuenta.

Otro aspecto que debe ponerse en relieve, “es la necesidad de implementar el rol de la enfermera escolar, tal como lo hemos pedido desde que comenzó la pandemia” enfatizó José Luis Espinoza, presidente de Fenasenf, quien además explicó que la enferemera/o es el vínculo que une al sistema de salud con el sistema educativo para propiciar un ambiente de resguardo integral para niñas, niños y adolescentes, no sólo en pandemia o en estados de emergencia. Su presencia debería ser un activo permanente en todos los colegios públicos y privados, ya que es quien tiene todas las competencias y conocimientos para ocuparse del bienestar físico, psíquico y social de los y las estudiantes. También para prevenir problemas de salud o manejar las condiciones diferentes que niño/as pueden presentar. “Contar con una o un profesional en cada dirección de educación municipal a lo largo del país, sería el comienzo para un mejoramiento radical de la salud desde la comunidad y, en este sentido, disminuir en parte la gran brecha existente entre colegios públicos y privados” acotó José Luis Espinoza.

En mayo 2020, algunos países de Europa, nórdicos y de Asia regresaron a las escuelas, sin embargo, muchas de ellas tuvieron que cerrar algunas semanas después, debido a los rebrotes de Covid19. Ya tenemos evidencia y estudios para que en Chile no se sigan cometiendo errores: hoy no existen las condiciones para un regreso a las salas de clases de forma segura.