ENFERMERO Y DIRIGENTE: “LO MÁS GRATIFICANTE ES LA SATISFACCIÓN DE VELAR POR TU PROFESIÓN”

Noticias, Noticias de interés general, Noticias FENASENF

En noviembre del 2018, el ejercicio gremial se tomó por completo la agenda del enfermero iquiqueño Omar Alexis Solís Gómez (32); quien desde 2015 es secretario de la ASENF de Iquique, y desde 2017, Director Nacional de FENASENF.

Su vocación por la enfermería, comenzó a manifestarse cuando era un adolescente, y se hizo cargo de los cuidados de sus abuelos maternos –ya fallecidos-, a quienes su avanzada edad les ocasionó una serie de patologías. Su abuela Rosa murió de una neumonía a los 87 años, y su abuelo, Humberto, en condiciones similares a los 98.

Estudió Técnico en Atención en Enfermería en 3ero y 4to medio en el Liceo Luis Cruz Martínez de Iquique, y  tras egresar, el 2005, se matriculó en Enfermería en la Universidad del Mar de Iquique. Actualmente cursa un Magister en Salud Pública, en la Universidad de Tarapacá.

Comenzó  a trabajar en marzo de 2010 en el Servicio de Pensionado del Hospital de Iquique. Allí estuvo dos años y luego se trasladó al Servicio de Medicina Interna, donde trabaja hasta la fecha.

¿Siempre quiso desarrollarse en esa área?

Me di cuenta que me gustaba cuando trabajé en Pensionado, porque te da una formación muy integral, que incluye a todas las especialidades.

¿Cómo llegó al gremialismo?

Fue bien fortuito. El 2015, mientras era Jefe de turno de Medicina interna, una colega nos manifestó a un grupo, que no había gente  interesada en el proceso de elegir una nueva directiva y necesitaba personas en la lista. Le dije que yo iba, y para mi sorpresa salí secretario. Administrativamente siento que me manejo bien, pero nunca había realizado trabajo gremial. Me tuve que preparar, estudiar y comenzar a leer muchos temas que para mi eran desconocidos. Es fundamental tener conocimientos legales.

¿Le gusta?

Me gusta harto. Uno adquiere otras competencias fuera de lo clínico. Se me amplió la mente totalmente, porque las áreas de trabajo son diferentes a las que uno conoce en la formación de pregrado y en clínica.

¿Hay algo en especial que le haya costado?

Dejar un poco la clínica y al ambiente de camaradería que se da en los equipos de turnos entre los colegas. El contacto directo con los pacientes y los familiares también se extraña.

¿Es más rudo el gremialismo?

No más rudo, pero sí más solitario e ingrato. Es una pega que es muy invisible.

Es un trabajo que requiere carácter para enfrentar situaciones especiales.

Y ¿Qué es lo más gratificante?

La satisfacción de velar por tu profesión, por tu estamento. Siento que es súper loable que haya personas en puestos claves y específicos para resguardar el quehacer profesional en todas las áreas.

¿Algún mensaje para sus colegas?

Si no están organizados o no pertenecen a un gremio de enfermeras y enfermeros en sus hospitales, ojalá lo hagan y se asocien, porque es la única forma de mantener nuestro resguardo profesional y garantizar nuestras condiciones laborales. Todos y todas están invitados a ser parte de la historia que estamos escribiendo como federación joven. Sólo unidos podremos lograrlo.

 

 

 

Comparte este contenido...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print