UNA ENFERMERA CONTRA EL TABAQUISMO

Noticias, Noticias FENASENF

El disminuir el consumo del tabaquismo en Chile se ha convertido en una verdadera lucha, considerando que somos el país con mayor prevalencia en consumo de tabaco en Latinoamérica y segundo más alta de la OCDE, según estadísticas del año 2018 de la Organización Panamericana de la Salud.

El propio Ministro de Salud, Emilio Santelices, informó que en Chile fallecen 54 personas diariamente por causas asociadas directamente al tabaquismo, comentó además que el gasto en tratar los problemas de salud provocados por el consumo de tabaco asciende a más de 1,2 billones de pesos cada año, en nuestro país.

Una tarea titánica si se piensa que alrededor del 11% del gasto de salud está asociado al consumo de tabaco, por enfermedades directas y por otro tipo de condiciones agravadas por su uso. Una lucha cuya bandera guía el trabajo diario de la enfermera Macarena Herrera Chahuán, Encargada del “Programa de Cesación del Tabaquismo” en el Instituto Nacional del Tórax.

“Este programa se implementó hace varios años, pero comenzó a contar con el apoyo del profesional de enfermería desde el 2013 para la terapia grupal, que consiste en 7 sesiones que se realizan una vez a la semana y donde participan alrededor de 15 a 20 pacientes, previamente evaluados por el médico y/o la psicóloga del programa. Los pacientes que participan de las sesiones se encuentran en la etapa del proceso de cambio de “contemplación” con una alta motivación y generalmente tienen patologías asociadas”, comentó Macarena Herrera.

La enfermera se convierte en un pilar de apoyo fundamental durante las siete semanas de terapia, en que el paciente debe desarrollar y potenciar las habilidades para el proceso de cambio, que también incluye un apoyo con medicamentos. ”Yo educo sobre cómo deben tomar el medicamento, cuáles son los efectos adversos y cómo prevenirlos.  Además realizo llamadas telefónicas semanalmente, para guiar al paciente con los consejos que les entregamos en la semana. Refuerzo los aprendizajes ya adquiridos, los ayudo a mantener su motivación para lograr el objetivo final que es cero cigarrillos, y evalúo si ha presentado efectos adversos al medicamento. Una vez terminadas las sesiones, el apoyo telefónico se realiza durante todo un año”, agregó la enfermera del “Programa de Cesación del Tabaquismo del Instituto Nacional del Tórax”.

Sin duda, la labor que cumple el profesional de enfermería en el ámbito de la prevención es muy importante. El consumo de tabaco es la principal causa de muerte prevenible, es la principal causa de enfermedades respiratorias y un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Para Macarena Herrera, su trabajo se ha convertido en un real desafío, guiando a personas cuyas patologías tienen su origen en el consumo del tabaco.  “Al año de haber dejado de fumar el riesgo de morir por enfermedad cardíaca disminuye a la mitad, a los 5 años este riesgo se iguala al de los no fumadores. Alrededor de un 50% de los pacientes logran dejar de fumar al finalizar las sesiones que realizamos en nuestro hospital”, confirmó la enfermera.

Comparte este contenido...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print