UNA ENFERMERA EN EL AULA: “ELEVAMOS EL NIVEL DE SALUD DE UNA COMUNIDAD ESCOLAR”

Noticias, Noticias de interés general, Noticias FENASENF

María Betzabé Arriagada trabaja hace 34 años como enfermera de salud escolar, en el Colegio Francés Charles de Gaulle de Concepción, establecimiento en el que destaca como la primera enfermera que trabaja allí.

«La enfermería escolar abarca un ámbito muy amplio, y exige preparación  integral, hay que estudiar permanentemente », cuenta al inicio de esta entrevista.

¿Hay un perfil especial para dedicarse a ella ?

Es necesario ser empática, tener paciencia y flexibilidad. Paralelamente, esta área permite desarrollar todos los roles de una enfermera o enfermero. Lo más llamativo y privilegiado, es que se trabaja con  pacientes, que yo llamo «  impacientes », porque siempre son sinónimo de  ahora y urgente.

¿Qué resalta de su trabajo en esa área ?

Es muy gratificante recibir el cariño que retribuyen los niños, ver como crecen, y cómo el profesional se nutre del contacto con la infancia. Pasa lo mismo con los jóvenes, quienes se actualizan permanentemente ; hablan de sus historias ; reflejan sus penas y alegrías ; y nos actualizan con su vocabulario suis géneris.

¿En qué consiste su trabajo a diario?

Un día normal de la enfermera en salud escolar comienza siempre con atención directa, o entrevistas a apoderados, profesores y alumnos. Luego hay un tiempo de gestión y organización, a través de tratamientos médicos indicados, control y seguimiento de casos, realización de informes. El fuerte es la atención directa de malestares y accidentes de distinta gravedad, lo cual se hace en el horario del recreo. En cualquier momento se atienden urgencias ocurridas en la sala de clases ; accidentes en clases de educación física o deportes ; así como también nos ocupamos de pacientes descompensados por patologías crónicas, y otros con problemáticas propias de los adolescentes y alteraciones del ánimo.

¿Cuál es la importancia de una enfermera/o en un establecimiento educacional?

Sería ideal que cada establecimiento educacional cuente con nuestro recurso y referente de salud, ya sea en la atención directa , de urgencias, o de educación y asesoría. Y también en muchos temas de salud que competen a la comunidad educativa. Un profesional de la salud, como una enfermera o enfermero,  puede estudiar y atender una consulta, antes que de que sea derivada a los servicios de urgencia, sin filtro, ocasionando saturación en los servicios de salud, con pérdida de tiempo y recursos.

 A su juicio : ¿Debería existir una indicación o recomendación del Ministerio de Educación al respecto ?

Claramente sería muy recomendable, para tener comunidades mejor cuidadas, educadas en el autocuidado y responsables de su salud.

¿Cómo ve la recepción de los estudiantes y apoderados del trabajo que usted realiza ? ¿Reconocen su importancia ?

En general, los padres cuentan con nuestra opinión, las recomendaciones e indicaciones respecto a la salud de sus hijos. La consejería para adultos y jóvenes es muy relevante.

Hay ocasiones en que se nos exige más allá de nuestras posibilidades, como solucionar  problemas médicos ; tratar con medicamentos o hacer diagnósticos médicos. Por eso es fundamental educar a la comunidad en ese sentido.

¿Qué recomendación le daría a los colegios que no cuentan con apoyo de enfermería ?

Aparte de ser un plus para un colegio, es seguridad para la comunidad. Es colaboración en la continuidad de tratamientos indicados y se pierden menos horas de clases y/o trabajo del personal. En resumen, se eleva el nivel de salud de una comunidad escolar.

¿Algo qué decirles a los estudiantes de enfermería que pudieran encontrar en la enfermería escolar un espacio laboral?

Que es muy recomendable como campo laboral. Es un terreno a explorar. Permite poner muchos proyectos en práctica y los resultados de las intervenciones tienen tiempo para desarrollarse durante al menos, 12 años, en la vida de los niños y adolescentes que son el futuro de Chile. La contribución de  la enfermería en un colegio está pensada, en el espíritu de tener jóvenes más sanos e informados en salud. A los jóvenes enfermeras y enfermeros, les hago un llamado a tomar la posta y la iniciativa para ocupar los espacios disponibles y recibir el legado de quienes aprendimos en el hacer y compartiendo experiencia, comprometidos con la salud de los niños y jóvenes. Apoyos hay, como unirse entre colegas, integrarse a SOCHIESE (Sociedad Chilena de Enfermeras en Salud Escolar). Tarea, hay para rato, y para muchos.

En la foto: Capacitación para Auxiliares

Comparte este contenido...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print